Compra ahora y paga después: BNPL en España

compra-ahora-paga-despues-leer-entre-leyes

Cada año, más comercios confían en este tipo de operaciones que permite a sus clientes comprar ahora y pagar después (o “BNPL” por sus siglas en inglés). Así, por ejemplo, Iberia, Lomonaco, El Ganso y Marmot confían en Aplazame que anuncia en su web que Marmota ha aumentado “un 200% sus ventas financiadas” y EL Ganso, “un 44% de su ticket medio en 10 días”. Por su parte, la fintech Klarna ha llegado a España desde Suecia para permitir el pago de las compras en hasta tres plazos sin intereses. Esta es utilizada por marcas como ASOS, H&M, Adidas, Samsung e IKEA.

Sabemos bien que la actual crisis sanitaria ha afectado a todos los sectores de una forma u otra, entre ellas el sector del consumo. La sociedad está cambiando, y cada vez se toma más conciencia de la importancia de hacer un consumo sostenible y ético.

El experto en tendencias del futuro, Joe McDonnell (Director de «Insights» de WGSN), le dijo a Vogue.es:

«A medida que se revela el impacto económico de la crisis del coronavirus, los consumidores son cada vez más conscientes de su gasto en productos que no son esenciales, como son la moda y los artículos de lujo. Desde hace tiempo, el comercio electrónico a nivel mundial empezaba a adoptar opciones de pago más flexibles como el ‘compra ahora, paga más tarde’, pero, sin duda, la pandemia acelerará esta tendencia en el sector de la moda.

Precisamente, al ofrecer la posibilidad de comprar artículos en el momento y pagarlos después, las marcas apelan a las necesidades de un segmento creciente de consumidores, la mayoría millenials, que cada vez prefieren el pago a plazos por encima de las tarjetas de crédito. Pero ojo, se debe ser mayor de edad, por supuesto, y las solicitudes para poder pagar más tarde con Aplazame o Klarna están supeditadas a la evaluación del perfil del cliente.

Este win-win para el comercio y el consumidor hace que no sea demasiado sorprendente que la utilización de estos servicios ha incrementado notablemente estos últimos años. Solo en el primer trimestre de 2019, tras ser adquirido por WiZink Bank, el volumen de financiación de Aplazame creció un 64%. Por su parte, Klarna cuenta con 85 millones de clientes finales, 200 mil comercios y un millón de operaciones diarias. La razón del éxito es sencilla: el sector del eCommerce puede ofrecer más métodos de pago (sin intereses) a sus leads, incrementando así la posibilidad de convertirlos en clientes finales.

La financiación instantánea gana cada vez más peso en España, pero ¿cómo se regulan estas empresas?

La directiva de la UE 2015/2366, de servicios de pago, conocida como la Payment Service Directive 2 (PSD2), es una directiva europea que pretende incrementar la competencia en este sector y ofrecer mayor seguridad a las transacciones en línea. Esta directiva incluye nuevos derechos para los usuarios de estos servicios, como la prohibición de los “recargos”, limitación de la responsabilidad de los usuarios víctimas de fraude, garantiza la resolución de reclamaciones en un plazo máximo de 15 días y endurece las medidas de seguridad. 14 meses desde su entrada en vigor, la Autoridad Bancaria Europea ha decidido que el plazo para su completa aplicación, sobre todo para el pago online, se ha fijado para el 31 de diciembre de 2020.

En España, el real decreto-ley 19/2018, de 23 de noviembre, de servicios de pago y otras medidas urgente en materia financiera implementó la PSD2 (con un retraso de más de diez meses). Con la implementación de este RDL, los derechos básicos y obligaciones principales de las operaciones compra ahora, paga después son las siguientes:

  1. Las entidades que prestan los servicios de información sobre las cuentas han de inscribirse en el registro correspondiente del Banco de España y contar con un seguro de responsabilidad civil profesional.
  2. El usuario ha de consentir explícitamente el acceso a la información sobre su cuenta, y la entidad prestadora solo accederá a la información a las cuentas y operaciones de pago que designe el usuario.
  3. La entidad que preste el servicio debe garantizar la seguridad y evitar el acceso de terceros a esa información, y el usuario también deberá tomar las medidas razonables de seguridad a fin de proteger sus credenciales personalizadas.
  4. La transmisión debe realizarse a través de canales seguros.
  5. La entidad prestadora no utilizará, almacenará o accederá a ningún dato, para fines distintos de la prestación.

Sabemos que estas opciones de pago están para quedarse, pero la completa implementación de su regulación (algo difusa) sigue siendo una tarea pendiente, al menos en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es leerentreleyes.com. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies